Se acabó el verano...

 

Los que durante el resto del año nos dejamos seducir por los encantos de las pequeñas salas y huimos de los macro festivales de temporada (salvo alguna que otra excepción…), echábamos de menos el trajín de la liturgia semanal, el ir y venir haciendo kilómetros, esas primeras filas llenas de amigos, el contacto directo con los músicos,… en fin, todo lo que hace que la música siga viva en estos tiempos tan complicados para el rock n roll.

 

Comienza el festival más emblemático y carismático de nuestro querido país vecino que nos hará disfrutar durante cuatro días del metal más extremo con bandas de distintos países y con todas sus variantes, desde el black metal, death metal, Groove, doom, hard core, etc .

- Jueves 8 de agosto, día lluvioso y con mucho tráfico, accidentes incluidos a la entrada y salida de Oporto, que retrasan nuestra llegada y haciéndonos perder las primeras bandas del día, DIESEL HUNT, banda de heavy /hard local de Aveiro, BASALTO, banda portuguesa de stoner/doom metal, BURN DAMAGE, lisboetas que practican entre groove y death metal y PAINTED BLACK, también portugueses de estilo death/doom metal.

Fiestas de mi pueblo, Ourense 2019. El rock sonó por todos los rincones con conciertos en directo en sus plazas y jardines. Este año nos deleitaron con su música Ramoncín, Izal, NEO y Siniestro Total, entre otros, a lo largo de una semana de variada programación rockeril.

Pero lo que aquí contamos es lo que aconteció el día 28 de junio en la explanada de Expourense. Los encargados de poner la banda sonora, a este jueves de fiestas, fueron Lülu y Marea.

A golpe de miércoles el ciclo de música, de ámbito nacional, SON ESTRELA GALICIA, aterrizó en la ciudad de Santiago de Compostela. La marca cervecera se vuelca con la cultura y en esta ocasión nos brindó la oportunidad de poder disfrutar del soul-rock del grupo VINTAGE TROUBLE. Los californianos planean por segunda vez por tierras del apóstol, pero esta vez en un formato de sala ya que en la anterior ocasión se subieron a las tablas en uno de los escenarios emblemáticos de nuestra ciudad, nada menos que la Plaza de la Quintana. La expectación era máxima por la huella dejada en aquella ocasión y la curiosidad de como se iba desarrollar el show, en un formato más reducido, hicieron que la sala Capitol reflejase un lleno absoluto teniendo incluso que abrir la parte superior, que normalmente permanece cerrada, para alojar al séquito que los Vintage Trouble acarrean.

Para cerrar la temporada The Harriers montaron un concierto en el Route 66 al que invitaron a varios amigos y también participó Quant, celebrando además el cumpleaños de su batería Manolo Drums. No los había vuelto a ver desde su concierto de hacía casi un año en el mismo escenario, así que allá me fui a la aventura con mi cámara.

Malditos Pendejos

Nueva pendejada mía, es que no paro. Si Malditos Pendejos ya había presentado su album “El Puto Rock & Roll” en la tienda Emosons, con actuación al día siguiente en la sala Micro, en plan petit comité y formato de concierto divulgativo (llamémosle así). Ahora realizaban una nueva presentación en formato más clásico y con invitados.

Yo, desde el punto de vista de melómano, siempre he sido un tipo con la idea de que en esto de los conciertos y de los festivales, nunca es uno más. La IV edición del Ouren-Rock ha sido la prueba definitiva por la cual he transformado ese pensamiento en realidad, y así convertir esta en una forma de vida.
 

De nuevo acudí a mi cita anual con la asociación motera Fojeteiros y su concentración “Cidade de Narón”, en su XIVª edición. Como siempre, el día de su inauguración se programaron actuaciones musicales que este año corrieron a cargo de los grupos de ferrolterra Fito Fito Gorgorito y Sintrom ni Son, que flanquearon la actuación estrella de los clásicos del pop-rock hispánico La Frontera.